Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Las Desventuras de Jonás Plum’

De 17h a 18h en la librería Bertrand

(Rambla de Catalunya, 37, Barcelona)

  • Javier Serrano, autor de Papá, el niño también es tuyo

papa

De 19h a 20h en El Corte Inglés de Meridiana

(Av. Meridiana, 350-358, Barcelona)

  • Javier Serrano, autor de Papá, el niño también es tuyo
  • Íñigo Echenique, autor de Las desventuras de Jonás Plum

JONAS_15*23

Read Full Post »

XLSemanal revista online de actualidadPublicado en XLSemanal, 05 de Abril de 2009

«Desde que parte de su tierra natal como grumete hasta que completa sus memorias en una isla ignota del Caribe, Jonás Plum concluye un periplo de disparates y calamidades nunca vistos en la literatura de aventuras.» Así se presenta la divertida novela de Íñigo Echenique Las desventuras de Jonás Plum, editada por Narrativa Ambar. Un relato tan ágil y original que lo releerá.

Link a la noticia

Read Full Post »

jonasplum08Publicado en la contra de La Vanguardia, 04 de Abril de 2009

Entre barco y barco, que construye en astilleros de medio mundo, quiso escribir un libro sobre su antepasado el corsario Jean Laffitte, que sembró el terror en los mares a principios del siglo XIX; pero acabó surgiendo otro personaje, anónimo, inocente y original que nos cuenta su vida desde una ignota isla del Caribe en Las desventuras de Jonás Plum (Ámbar). Confraternizó con los indígenas y combatió con la Armada imperial francesa, pero lo que le define es su capacidad de enfrentar las adversidades casi con cariño y de forma creativa. En su desierta isla crea avenidas y da nombre a las iguanas. “A todos nos llegan calamidades, y lo que nos define es la actitud que tomamos ante ellas”.

De niño, cuando casi no sabíamos nadar, un amigo y yo nos subimos en un botecito de aluminio lleno de agujeros y nos fuimos tras una medusa. La corriente se nos llevó y el bote comenzó a hundirse. Pensé que era el último día de mi vida.

¿Quién le rescató?

Unos pescadores. A partir de entonces el marme asustó mucho menos,y me he pasado la vida navegando.

Curiosa reacción.

A los 18 años fui yo quien tuvo la oportunidad de salvar a una chica que se ahogaba. Quizá sea eso lo más importante que me ha pasado en el mar. Ayudar a alguien es algo trascendental. Y luego está esa sensación.

¿Qué sensación?

En un par de ocasiones, navegando, me sentí parte de lo que me rodeaba, del barco, del mar, del cielo, del todo. Una sensación muy singular, de presente absoluto.

¿Qué aprendió navegando por la vida?

No tengo ninguna duda de que todo está hilado, de que nada es casualidad. Hay que estar atento, porque a menudo las cosas sutiles son las importantes.

¿Por qué?

Si estás atento te das cuenta de que todo te vuelve, esa es mi experiencia. Creo que cada uno de nosotros con nuestra forma de ver y abordar las cosas cambiamos la realidad cotidiana continuamente.

Su personaje, el náufrago Jonás Plum, se parece a usted.

Me gustaría, porque aparentemente es un poco simple pero tiene una mirada limpia sobre las cosas y es muy reflexivo. Yo lo creé pesando en mis hijos, para mandarles algún mensajillo.

¿De qué tipo?

Su manera de hacer frente a las calamidades puede parecer ingenua, pero es sabia y buena. Es compasivo, es tolerante al juzgar a las otras personas y es un cobarde valeroso, lo que me parece el auténtico valor.

Tanto él como usted han sabido crear observando su entorno.

La naturaleza tiene todas las respuestas. Los delfines son un prodigio hidrodinámico y yome he basado en su cola, que les da una increíble propulsión, para desarrollar perfiles hidrodinámicos que he aplicado a los timones de los barcos.

¿A algún barco memorable?

Entre otros, al timón del 4.70 con el que Teresa Zabel ganó las Olimpiadas. Pero yo sólo he observado: los delfines tienen 50 millones de años de evolución, y generación tras generación van siendo cada vez más eficaces. Otro invento que deduje observando a los peces de arrecife han sido unos estabilizadores para los barcos.

¿En qué consisten?

Dos aletas laterales que se pliegan cuando el barco navega y se despliegan cuando está fondeado para que no balancee tanto.

También ha diseñado y está construyendo el velero más grande del mundo.

Sí, de 136 m de eslora, con cabida para 135 pasajeros. Un velero clásico con velas cuadras pero con tecnología muy avanzada.

¿Qué otros barcos célebres han salido de sus manos?

Diseñé el primer Copa América español, que regateó en San Diego en 1992. Para mí fue un auténtico desafío, nunca había proyectado un barco de regatas y, modestamente, fue muy bien: quedamos quintos.

¿Qué experiencia le ha enseñado más?

Mire, una muy sencilla, salir a pasear con mi caballo y mi perro por el monte y darme cuenta de que tres seres vivos, en teoría, tan distintos (aunque yo eso no lo creo) somos capaces de disfrutar de la mutua compañía y del entorno.

Entiendo.

He tenido tiempo para reflexionar, tuve una peritonitis que casi me mata. Me di cuenta de que vida y muerte están unidas, de que somos únicos e irrepetibles, y de que hay que juzgar la vida de cada uno desde sus zapatos, como decían los indios.

¿Cuál cree que es la mayor virtud?

No dudo que lo que da sentido a la vida, por encima de cualquier otra cosa, es querer y que te quieran. Y añadiría la búsqueda de conocimiento, cada uno en su nivel y su campo, entendiendo esto no como una acumulación de saber, sino como la búsqueda de respuestas y acomodo en la existencia.

Viniendo de un descendiente de un corsario sanguinario no está mal…

Jean Laffitte es un presunto antepasado. Hay cartas de su abuelo a mi bisabuelo en el que le describe la genealogía y cómo se entronca la familia de mi madre con la de este corsario que tiene el mismo apellido y que dejó descendientes por medio mundo.

Cuénteme su historia.

Creó una república de corsarios con unos mil hombres y cincuenta barcos, Barataria, al oeste de Nueva Orleans, en una zona de islas intrincadas. Pusieron precio a su cabeza, pero Laffitte tenía mucho dinero, así que se codeaba con políticos y sus abogados eran los del presidente de Estados Unidos.

El mundo no ha cambiado.

Laffitte participó en la batalla de Nueva Orleans, en 1815. Los americanos le pidieron ayuda a cambio de un indulto, pero inevitablemente volvió a sus negocios de corso.

¿Qué fue de él?

Desapareció, hay testimonios que lo citan en Yucatán y otros en Cuba, donde dicen que acabó junto a una mujer que tocaba maravillosamente el piano.

Read Full Post »

jonasplum06Publicado en El correo Gallego, 8 de marzo 2009

O escritor vigués Íñigo Echenique sorpréndenos cunha novela de aventuras na que o autor nos ofrece unha narración distinta ó que está de moda, rompeu os esquemas e logra un libro divertido a través dun personaxe que dende unha illa ignota do Caribe conclúe o seu periplo de disparates e calamidades a través dunha vida de aventureiro

Leer la noticia entera aquí (gallego)

Read Full Post »

Publicado en La voz de Galicia, 3 de marzo de 2009

Tres en uno. Así definió Antonio Tena Las desventuras de Jonás Plum, la publicación con la que su amigo y «compañero de naufragios» Íñigo Echenique ha desembarcado en la literatura. Hacía tiempo, mucho tiempo, que no asistía a la presentación de un libro tan concurrida. El acto, celebrado en el Club de Campo, también resultó inusualmente largo y, sin embargo, nadie se movió de la silla. Por no hablar de la fila de potenciales lectores que se formó para hacerse con una de las singulares firmas del escritor.

Y es que las suyas no son dedicatorias al uso. Además de la amable frase de rigor, todas incluyeron dibujo de paisaje marinero con barco: gamelas, galeones, dornas… Después de todo la ingeniería naval es lo que le da de comer. Al menos hasta ahora. Quién sabe si de aquí en adelante no lo hará también su tarea de escritor, o de «perpetrador de libros» como le gusta definirse.

Precisamente su profesión le ha servido para describir con todo lujo de detalles los navíos que salen en la novela, amén de para ejercer de ilustrador. Todos los dibujos que aparecen en el libro son suyos. En este sentido, Antonio Tena le animó a sacar a la luz «esos libritos de acuarelas que guardas celosamente y que son una joya». Añadió que un mero repaso a dichos libritos, inspirados en las costas de media Europa, equivale a una lección magistral de geografía.
Explicó Echenique que en el caso de las ilustraciones del libro se inspiró en distintos miembros de su familia y en él mismo. «Yo soy Barbaverde», dijo. Contó también que para imaginarse la pinta de ese pirata con aspecto de mal cacao «no tuve más que poner la cara de cuando mis hijos llegan con las notas».

Manuel Sanjurjo confesaba al término del acto que desde que hace cuatro años él preside el Club de Campo (y antes tampoco le constaba) nunca se había presentado en la casa un libro, pero que ante el éxito de la convocatoria habrá más veces. Entre los que no se perdieron la cita estaban Rafael Olmedo, con el que Echenique regateó varias veces; Luis Barreras, Carlos Borrás… Y Pepe Garrido, uno de los contados (quince en total) carpinteros de ribera que quedan en la provincia. El de Pepe es un pequeño astillero familiar que se remonta cinco generaciones atrás.

Pero de entre todos los presentes el que tenía más motivos para sentirse feliz era Carlos Pujol, el editor. No es para menos. Más libros que hubieran llevado, más que hubieran vendido. Que ya le han pedido a Íñigo que se ponga manos a la escritura para seguir contado la vida de Jonás. «Igual tengo que hacerlo», afirmó el aludido. Más que nada para pagar las multas que, según contó, le pusieron mientras le daba vueltas a los personajes de la novela. «Aprovechaba los viajes para pensar en como salir de los atolladeros en los que se iban metiendo los protagonistas, y mientras iba pensando me iban poniendo multas», contó. Y entre comentario divertido y comentario divertido nos dieron las tantas. En total dos horas y media de acto que a nadie parecieron hacérsele pesadas.

Publicada aquí

Read Full Post »

jonasplum04Publicado en La voz de Galicia, 3 de marzo de 2009

El vigués que diseñó el velero más grande del mundo desembarca en la literatura con una novela de aventuras

El nombre de Íñigo Echenique es sinónimo de autoridad en el mundo de la ingeniería naval. Barcos diseñados por él navegan por todos los océanos y pronto lo hará el Sea Cloud Hussar, el velero más grande del mundo (135,7 metros de eslora) que, bajo su supervisión, se está construyendo en la Factoría Naval de Marín. También es autor de barcos de exposición, como el primer Desafío Español en la Copa América del 92. Sin embargo, desde que hace un mes vio la luz su primera novela, Las desventuras de Jonás Plum (Ediciones Ámbar), es su faceta de escritor la que se está descubriendo. Ayer presentó en Vigo la obra. «Me da un poco de vergüenza lo de escritor; en realidad puede decirse que soy perpetrador de libros».

Para leer el resto de la entrevista pulsa aquí

Read Full Post »

jonasplum05Publicado en Qué Leer, 2 de marzo de 2009

Y es que en tiempos revueltos, el género marítimo siempre es un valor seguro para navegar entre buenas la lecturas con el necesario componente de aventura exterior e interior. El propio editor de Ambar, Carles Pujol, nos destacó la agudeza y sentido del humor de “Las desventuras de Jonás Plum” de Íñigo Echenique, otro gallego de pro, que garantiza no sólo una lectura movida sino una sobresaliente descripción de todo aquello relacionado con la navegación por su profesión de ingeniero naval (de reconocido prestigio, por cierto).

Leer todo el artículo aquí

Read Full Post »

Older Posts »